En el “primer chico” no pudo ser

En el “primer chico” no pudo ser

Estudiantes Unidos perdió 2 a 0 frente a Cruz del Sur. Fue por el partido de ida de una de las semifinales el Torneo Apertura de LiFuBa. El encuentro se vivió como lo que es, un clásico. Con mucha fiesta en tribunas colmadas del Bruno Tarrini. A darlo  vuelta en el “José Antonio Jalil” en próximo domingo.

 

Gran previa tuvo el “clásico moderno” del Fútbol Barilochense y el público respondió en gran manera, colmando las tribunas y  mucho más del lindo “Bruno Tarrini”.

Se jugaba el partido de ida de una de las semifinales del Torneo Apertura de la Liga de Futbol Bariloche.

Y frente a frente, no se cruzaban cualquiera, sino unos de los dos mejores clubes que hoy tiene Bariloche.

Estudiantes Unidos, con dirección técnica de Alejandro Alcoba, recibía a Cruz del Sur, bajo el mando de Pablo Canevari.

El encuentro, empezó como se preveía, muy parejo y sin tanta llegada a los arcos defendidos por Cruces Valle en “Pincha” y Trigoconte en los “Cruzados”. Pero las  incidencias  iban a venir por otro lado, y no justamente en jugadas de peligro.

El equipo local empezó a sufrir la velocidad de Mustafá por el flanco derecho de la defensa, en el ida y vuelta de Sven Alcoba, quedaba al descubierto y obligaba ir al cierre a Guillermo Fuentes.

Desde este sector, el “Pincha”, iba a subir bastante. Y en este caso se iba a quedar sin unos máximos referentes, “Guille” fuentes, se iba ir expulsado,  por doble amarilla,  recién  a los 17 minutos del primer tiempo.

En el desarrollo del juego, los chicos dirigidos por Ale Alcoba, gracias a su despliegue,  no hicieron notar la usencia de su capitán.

A los 22 minutos de este período, Sebastián Parra, árbitro del encuentro,  no vió una clara infracción de Lozano sobre el Gualmes, era penal para Estudiantes, pero fue siga,  siga, acá no pasó nada.   Sobre el trascurso del 2º el juez también se iba “comer” un penal a favor de Cruz del Sur. Igualmente pese a estas dos fallas, la actuación del juez no iba incidir en el resultado final.

Y cuando se jugaba los 33, nos íbamos a quedar 10 contra 10. Por obstrucción, sin intención de ir a disputar la pelota, Mauro Rocha, se ganó la segunda amarilla, y a las duchas antes de tiempo.

Sobre los últimos 5 minutos del segundo tiempo, vino la primera muy clara para “Cruz”. Tiro libre de Mansilla, que Beto Cruces desvió magistralmente al tiro de esquina.

Pero lamentablemente de una pelota aérea iba a venir la apertura del marcador a favor de la visita. El certero cabezazo de Tomas Hercigonja que “Beto” no puede impedir que la pelota entre “mansamente” al arco  decretando el 1 a 0.

Y así con un gol abajo, el Pincha, se iba al descanso. Con muchas dudas pero con ansias de darlo vuelta.

En el complemento Estudiantes Unidos salió decidido a cambiar la historia. Ya estaba en cancha Iglesias que reemplazó a Rafa Salazar por lesión.

Pero sobre los 4 minutos recién,  iba a recibir un mazazo.  Y la bronca de la parcialidad pincha, vino desde una falla defensiva. “Avivada” de Mustafá, centro para Cisneros, que solo tuvo que empujarla para decretar el 2 a 0 parcial.

En los siguientes minutos, Estudiantes pareció sentir el gol,  perdió el control del balón y por minutos el rumbo.

Vinieron más cambios, Sanfilippo por Uribe para poder tomar mejor el mediocampo y luego Taiana por Alderete para tener mayor peso ofensivo.

Aunque las jugadas de mayor peligro iban a venir por parte de Cruz del Sur. Primero, desde 30 minutos, en los pies de Lozano que Beto nuevamente se destaca  en gran estirada.

Y otra vez, al tiro siguiente,  Cruces Valle evita otro gol. En este caso en los pies  de Tomas Martínez desde afuera del área.

En los últimos minutos el “pincha” trato,  empujo, pero careció de profundidad en su ataque. Como que generaba,  pero no terminaba ni peligraba.

Fue derrota por 2 a 0 en el primer tiempo de los 180 minutos. Pese a todo esto, Cruz del Sur, que se va con una ventaja al partido de vuelta, no mostró una gran superioridad. Esto,  los chicos del Estudiantes Unidos y su cuerpo técnico lo saben.

Seguramente durante la semana buscarán meterle “pata” y mucho trabajo, encontrar la “formula” y dar vuelta la serie, que para nada, está cerrada.