Ivana Vera, con sangre “pincha” hasta la selección argentina

Ivana Vera, con sangre “pincha” hasta la selección argentina

Es actual jugadora y referente de la 1ra división, defensora de 27 años. Jugó desde sus comienzos en el “pincha”, representa hace años a la Selección de hockey de Bariloche y los Lagos del Sur, y hasta cumplió el sueño de vestir la celeste y blanca.

 

Seguimos en el plan de conocer las historias, las jugadoras, los equipos, las personas que hicieron y hacen grande al club. En esta oportunidad hablamos de Ivana Vera, defensora de la primera división del hockey “pincha”, que cumplió el sueño de todos: jugar en la selección argentina.

“Empecé en el club cuando tenía 8 años, llegue porque Andrea Gatti me invita, siempre con su buena onda, predisposición, y tambien tuve una gran abuela que me acompañaba siempre. Fui un sábado, y desde que llegue no me quise ir más” recuerda Ivana.

Y agrega “Tuve la suerte de encontrarme con un grupo muy lindo. Empecé a jugar en 7ma, eterna categoría porque no se pasaban más los años para poder subir de categoría. Llegue a 6ta, el entrenador era Hugo Cejas y tengo hermosos recuerdos, porque esa 6ta salió campeón de los torneos de la Asociación de Bariloche, para nosotras era un montón porque siempre veníamos perdiendo por goleada, éramos nuevas digamos, fuimos creciendo en todo sentido, y logramos salir campeonas”.

“Después pase a 5ta, también siempre estuvimos ahí peleando campeonatos. Finalmente llegue a Primera, jugando los torneo de la Asociación, logrando campeonatos, ganando Play Off” afirma.

“También jugué Argentinos de Clubes, donde logramos dos campeonatos a nivel nacional, obviamente yo era muy chica, varios partidos los mire desde afuera, o entraba poco tiempo, pero siempre todo eso me sirvió para aprender, y crecer”.

LA SELECCIÓN ARGENTINA

“En uno de esos torneos, mi entrenador que en ese momento era Andrés Fava, me dice que los entrenadores de la Selección Argentina de hockey pista, me convocaban a las concentraciones que eran en el Cenard, no caí en el momento, era muy loco lo que me estaba pasando, porque era un gran paso, así que ese torneo fue uno de los mejores. Después me sume a las concentraciones, y tuve el gran placer de vestir la celeste y blanca” expresa con orgullo.

…CON SANGRE PINCHA…

 

“Pase fines de semanas enteros en el club, y siempre digo que para mí es como mi segunda casa, jugando partidos, entrenando, y tengo los recuerdos más lindos. Grandes amigas con las que hoy seguimos compartiendo la pasion por el hockey y por los colores que nos vieron crecer, porque todas empezamos desde muy chicas en el club” expresa.

Y agrega “Tenemos mil anécdotas, viajes, risas, tristezas, y siempre defendiendo estos colores con el alma, porque es lo que sentimos cuando entramos a jugar, defenderlos de principio a fin. Encontré en el club un gran familia, grandes amistades, y ver que vienen los más chicos, también defendiendo los colores del club con tanta pasión y entrega, que realmente es un orgullo” concluye.

Prensa CDEU